¿Cómo solicitar la incapacitación de una persona mayor?

¿Cómo solicitar la incapacitación de una persona mayor?

Cómo solicitar la incapacitación de una persona mayorLa incapacitación de una persona mayor  es un procedimiento sumamente vetusto y ancestral en las culturas occidentales, ya que se remonta a la milenaria Roma republicana. Presuponía que una persona anciana que ya no puede administrar por sí mismo sus propios bienes, y cuyas acciones pueden poner en peligro a su familia, puede perder la capacidad de administrarse por sí mismo. Ello ha de establecerse por sentencia del juez competente de la Jurisdicción Civil (generalmente, el Juez de Primera Instancia, a menos que el abogado del anciano haya podido recurrir).

Se trata de un problema jurídico y jurisprudencial harto espinoso, por lo que aquí vamos a intentar tratarlo con una aproximación rigurosa.

En qué consiste la incapacitación total y parcial del anciano

Ya el artículo 30 del Código Civil de nuestro país establece, en su artículo 30, que toda persona, únicamente en virtud de nacimiento, ya tiene automáticamente reconocida una capacidad jurídica. La capacidad natural de cada persona para obrar es lo que fundamenta y legitima, en términos doctrinales, filosóficos y jurídicos, ese conjunto de derechos y deberes de la persona (en el ámbito civil o del Derecho Privado) que constituye precisamente lo que entendemos por capacidad jurídica. Se presupone, pues, que toda persona está, en principio, capacitada para ejercitar tales derechos y deberes.

Se define jurídicamente el nacimiento como el momento en que un ser humano queda desprendido con vida del seno de la madre. A partir de este momento (según la Ley de 2011 del Registro Civil) es cuando la persona adquiere su capacidad jurídica.

No obstante, hemos de tener una precaución antes de continuar con este asunto: capacidad jurídica y capacidad de obrar no son en absoluto sinónimos.  Esta última se adquiere por una persona cuando esta ha alcanzado la mayoría de edad (artículo 322 del Código Civil). Es posible que en términos jurídicos, una persona no sea capaz de ejercitar sus derechos y deberes. Pero ello se puede establecer en diversos grados, por lo que las formas de incapacitación judicial varían considerablemente de uno a otro, como ahora veremos.

 

Formas diversas de la incapacitación judicial

La incapacitación de una persona mayor se vincula con las formas de incapacidad que existen en el ordenamiento jurídico-civil español. Podemos hablar, esencialmente, de dos tipos de incapacidad:

  • Incapacidad total. Es cuando la persona carece por completo de la capacidad de obrar, por lo que sus derechos y deberes deberán ser ejercidos a través de un representante legal, según los establecido al respecto por la legislación civil, que lógicamente también regula y limita la actividad de tal representante, y establece el control a que debe ser sometido por miembros de la familia de la persona incapacitada.
  • Capacidad restringida: puede ser la emancipación (como sucede en menores de edad, cuya capacidad de obrar se halla no obstante sujeta a restricción legal), prodigalidad (la persona que dilapida sus bienes tiene su capacidad de obrar limitada por sentencia del juez o tribunal en lo que respecta a la administración de sus bienes), y la incapacitación parcial: se rige por el artículo 200 del Código Civil, y es cuando se incapacita a alguien por causa de una enfermedad que le produce una pérdida de sus plenas facultades mentales. Pero a la persona que haya sido incapacitada hay que asignarle un tutor en función de lo que venga en especificar la correspondiente sentencia judicial.

La incapacitación de una persona mayor es algo bastante frecuente a día de hoy, pues cada año muchas personas ancianas se ven afectadas por demencias, sobre todo el alzhéimer, que es la modalidad más frecuente de tales problemas y patologías.

Aunque esta actuación judicial puede provocar dilemas a quienes la emprendan, es preciso que tengamos presente que muchas veces no cabe otra salida, no ya para proteger al entorno familiar, sino también para proteger